:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::     Copyright © BY www.banderadeamor.org  :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Mis escritos…                                            
Rdo. Junior Soto Valentín



Amados:

Sean bendecidos con toda clase de bendición en los lugares celestiales en Cristo Jesús.Hoy, he sido tocado por Dios, para presentarte un plan de trabajo que pesa sobre mis hombros y quiero compartir contigo.   El Señor dice: “mi yugo es fácil y ligera mi carga”  porque la podemos depositar sobre él  hay varios tipos de cargas, más  él dice: “que llevemos las cargas los unos a los otros”

De esto se trata, hay algunos menos  afortunados en distintos lugares del mundo, especialmente en la República de Perú; donde la canasta básica familiar es demasiado costosa para ellos, algunos padecen hambre.  El Señor dijo: “Dadle vosotros de comer”   Nosotros queremos llegar y llevarles el pan que su cuerpo necesita para subsistir y el mensaje de vida eterna.

Por cuarenta (50) años, hemos llegado a lugares inhóspitos y de gran necesidad,  muchos pueblos han sido bendecidos por la gracia de Dios y el respaldo del pueblo.

Al hacerte participe, y escuchar la voz de Dios que  te  dice:    “porque  estuve  hambriento,  sediento,  desnudo y no me fuiste a ver, por cuanto no lo hiciste a uno
de  estos pequeños, a mí tampoco lo hiciste”. 
Te invito a dar para Dios y  él te dirá  “en lo poco haz sido fiel, en lo mucho te pondré,  entra en el gozo de tu Señor”

Deseamos no pasar este momento sin agradecerte de todo corazón, tus   oraciones; nos ha permitido llevar el Evangelio alcanzando almas para el reino de los cielos.  Son miles los que reconocen a Jesús como salvador personal.

Creo, que a más necesidad  más pesada se hace nuestra carga, porque nuestro compromiso es mayor.  Más sé que aquel que nos llamó nos ha de respaldar.

Tu ofrenda ayuda a solventar  familias económicamente, construir iglesias, becar estudiantes, reconstruir casas, plantar iglesias en distintos lugares, dar comida, ofrecer operativos médicos, suplir equipos de primera necesidad, como  neveras, estufas, camas, administrar educación a cientos de niños, pagar sueldos de maestros, levantar mini industrias para equipararlos para el futuro, levantar campos e iglesias, cruzadas evangelísticas, etc.

Confiamos en tu sabiduría y amor, nosotros nos comprometemos a orar en la seguridad de que Dios recompensará tu decisión y a utilizar tu bendición de forma genuina y responsable como lo hemos hecho hasta  ahora.  Dios te bendiga a ti y los tuyos.
Les aman, sus hermanos

Junior y Gene Soto
Siervos del Señor