Caminando hacia la perfección...Rdo. Junior Soto Valentín

                                                  Deseo estés bien, y vayas caminando hacia la perfección; que como   
                                                  Abraham se enfrentó a diferentes circunstancias, y venció; también
                                                  nosotros estemos dispuesto a renunciar a lo que  amamos, para agradar a
                                                  Dios;   este es  el momento  y estaremos  listos para  ser  padres de
                                                  multitudes, a  ser  bendecidos y bendecir.

                                                  Dios tiene para ti,  “una tierra que fluye leche y miel, tierra  de viñedos y
                                                  olivares, y  él bendecirá a los que te bendicen, peleara contra los que se
                                                  levanten  contra ti y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”   
                                                  así te dice el Señor.

                                                  Es el tiempo de que sus promesas se cumplan en ti, el Señor le dijo a 
                                                  Abraham, cuando tenía 99 años; “Anda, delante de mí y se perfecto”  

¿Has tenido perdida alguna vez? ¿Cómo te has sentido en medio de ellas?  Abraham tuvo que dejar la tierra que amaba,  porque Dios le ofreció una mayor heredad, perdió al viejo de su alma, mas con el  consuelo de tener un padre eterno; renunció a las riquezas de los reyes,  y no quiso la honra de los hombres,  para tener las bendiciones del  Rey de reyes y Señor de Señores.  Estuvo dispuesto a renunciar a su hijo Isaac, mas Dios no permitió el sacrificio, sabia de su disposición.
 
Estas dispuesto,  a renunciar a aquellas cosas que te agradan,  por amor a aquel que te llamo de las tinieblas a la luz,  creo que él te  concederá mucho más, porque como Abraham,  fue capaz de dar a su hijo;  Dios también entregó  por ti y por mí a “su  unigénito”.  Juan 3: 16   “Y juntamente con Cristo te dará  también todas las cosas, mucho más abundantemente de lo que esperas“ 
 
El reto nuestro es escuchar su voz, rendirnos  y renunciar a todo aquello que nos distancia de caminar hacia la perfección y eso haremos con la ayuda de él

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::     Copyright © BY www.banderadeamor.org  :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::